Estamos absolutamente comprometidos en cumplir y exceder las exigencias y expectativas tanto de nuestros clientes, como de las entidades de acreditación y organismos reguladores, cuya aprobación garantizamos y pretendemos mantener.

Nuestro compromiso debe traducirse en una prestación de servicios que añada valor, por lo que nuestra actuación debe estar orientada a nuestros clientes de forma que permita proporcionar información relacionada con la capacidad de sus organizaciones para alcanzar sus objetivos estratégicos.

Para desarrollar este compromiso la Dirección orienta las actuaciones a:

  • Identificar los requisitos de todos los clientes involucrados, promoviendo actuaciones que cumplan dichos requisitos de forma integral.
  • Dotar a la organización de los recursos tecnológicos necesarios para desarrollar de manera apropiada el proceso de evaluación de conformidad.
  • Promover un equipo humano altamente cualificado y motivado que actúe con criterios de eficacia y eficiencia.
  • Desarrollar procesos de auditoria que contribuyan a mejorar el desempeño de la organización.

En la consecución de esta estrategia, nuestra actuación es orientada por los siguientes principios:

  • Imparcialidad: Nuestras decisiones se soportan sobre evidencias objetivas, y nunca se pueden ver influenciadas por intereses particulares de cualquiera de las partes involucradas
  • Competencia:  El personal designado para desarrollar las actividades en el ámbito de nuestro organismo de certificación tiene la competencia necesaria, evidenciada en base a su formación, conocimientos y experiencia.
  • Responsabilidad: Asumimos y mantenemos nuestra responsabilidad en las decisiones relacionadas con la certificación, incluidas las que se refieren a la concesión, mantenimiento, renovación, ampliación, reducción, suspensión y anulación del certificado. Estas decisiones se soportan sobre evidencias objetivas.
  • Responsabilidad ante reclamaciones: Investigamos y tratamos adecuadamente las quejas, reclamaciones, recursos y litigios que las organizaciones candidatas a certificarse y/o certificadas nos remitan, así como las relativas a sus clientes u otros usuarios o partes interesadas.
  • Transparencia: Promovemos confianza y credibilidad, divulgando la información adecuada y oportuna sobre nuestro proceso de auditoria y certificación.
  • Confidencialidad: Mantenemos y garantizamos la confidencialidad de toda la información privada de nuestros clientes, derivada del ejercicio de nuestra actividad de auditoria y certificación.

El equipo completo de AQAcert, se adhiere a esta política de calidad.